Los mejores 5 valles del Pirineo Aragonés

Una de las joyas más preciadas de la península ibérica, tanto a nivel paisajístico como cultural, son los valles del Pirineo Aragonés. Si has decidido que tus próximas vacaciones tendrán lugar en este precioso paraje natural de la geografía española, debes conocer cuáles son los mejores 5 valles del Pirineo Aragonés para incluirlos durante tus rutas por el Pirineo. Además de quedarte embelesado con la majestuosidad y belleza de los paisajes donde se ubican y que ayudan a formar la típica estampa pirenaica, te encantarán los pueblos que se ocultan en estos valles y que guardan tradiciones y un encanto pintoresco sin igual.

Valle de Benasque

valles del pirineo aragonés

Este es uno de los valles del Pirineo Aragonés más espectaculares que puedes visitar.

Y es que en esta zona se dan cita varios elementos que hacen único a este lugar, como glaciares y lagos helados, así como las altas cumbres -las más altas de Aragón- y sus preciosos pueblos pintorescos.

El Valle de Benasque se emplaza en el Parque Natural Posets-Maladeta y el pueblo de Benasque es el que le da nombre a su valle.

Sin embargo, son muchos más los pueblos repartidos por el valle de Benasque, como Cerler, Anciles, Eriste o Graus.

Además, durante el invierno también podrás disfrutar del valle en todo su esplendor, cubierto de nieve puesto que aquí se encuentra una de las estaciones de esquí pirenaicas más importantes, la estación de esquí Aramón Cerler. En esta estación podrás practicar diversas disciplinas deportivas en la nieve, esquí alpino, de fondo, nórdico y de travesía.

Valle de Chistau o Valle de Gistaín

valles del pirineo aragonés
Pueblo de Gistaín en el Valle de Chistau

Los bucólicos pueblos del Pirineo Aragonés tienen su nota magistral en el valle de Chistau. Así, San Juan de Plan, Gistaín o Tella-Sin son paradas obligatorias en tu peregrinaje por los valles del Pirineo Aragonés.

Las vistas panorámicas de las montañas desde cualquiera de los rincones de estos pintorescos pueblos te alegrarán la vista, así como aprender algunas de las tradiciones de estos pueblos que han vivido aislados por muchos años.

Los carnavales son, sin duda, el mejor exponente de las tradiciones que se han conservado intactas. Por supuesto, puedes explorar más allá de los preciosos pueblos que conforman el Valle de Gistaín, en una ruta hacia los lagos helados para terminar disfrutando de unas vistas impresionantes de todo el valle.

Valle de Ordesa

valles del pirineo aragonés

Dentro del conocido y visitado Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido encontramos otro de los más esenciales valles del Pirineo Aragonés.

El Valle de Ordesa, catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es uno de los lugares más imprescindibles que visitar en el Pirineo Aragonés.

Desde este parque se pueden realizar numerosas excursiones a pueblos pintorescos y perdidos en medio de este.

La ruta de Cola de Caballo es una de las preferidas por los visitantes ya que discurre por un paraje muy bucólico entre bosques y saltos de agua hasta finalizar la ruta en la cascada Cola de Caballo.

Valle del Cinca

Aínsa valles del pirineo aragonés
Pueblo de Aínsa

El río Cinca es el que da nombre a este valle del pirineo, otro de los más populares entre los que se acercan a disfrutar de jornadas de senderismo y admiración por la naturaleza en el Pirineo Aragonés.

En el valle del Cinca tienen su hogar algunos de los pueblos del Pirineo más conocidos, como Aínsa o Bielsa, con un encanto que no ha perdido a pesar de ser poblaciones algo más grandes que las acostumbradas para estos lares.

Valle de Chistau o Valle de Tena

Sin lugar a duda, el último de los valles del Pirineo Aragonés del que vamos a hablar es uno de los favoritos para aquellos que disfrutan de los lagos de origen glaciar.

Recorrer este valle es de lo más sencillo en el Pirineo Aragonés puesto que se encuentra a poca distancia de la estación de esquí Formigal.

Aunque, por supuesto, lo más recomendable es realizar esta ruta en verano para poder disfrutar de la zona en su mayor esplendor.

Sabías que...
Los también llamados ibones, un término de origen aragonés, abundan en el Valle de Tena, siendo unos 70 en total y con algunos de los más famosos, como el de Anayet.

Pin It on Pinterest

Compártelo

Comparte este post con tus amigos